viernes, 30 de marzo de 2007

Cambio Radical


No puedo por menos que hacer un comentario sobre el programa de televisión Cambio Radical, que estoy seguro va a ser un bombazo, pues tiene todos los ingredientes que venden en estos tiempos: El éxito se consigue sin esfuerzo ni talento y está muy ligado a la imagen. Con unas buenas tetas/pectorales, delgadito (fuera celulitis y tripota), sin gafas y con unos dientes perfectos blancos blanquísimos tienes mucho camino andado. Tus 15 minutos de fama a golpe de una batería de operaciones y estar separado de la familia varios meses. Si luego no sabes hacer la "o" con un canuto da lo mismo; puedes aprovechar tu nueva imagen para ser el primero de Cambio Radical que va a la Casa de tu Vida con el morbo de ver si como albañil no se te rompen los costurones. Luego al Gran Hermano y por último a hacer las tertulias rosas de mañana, tarde y noche.

El programa es frívolo hasta la nausea. El mensaje que da es que si eres lo que ellos consideran un "patito feo" da igual que seas capaz de batir el número de decimales conocidos del número Pi, o trabajes 10 horas al día y además saques adelante a tu casa y tus dos hijos. No hay espacio para en este mundo. No vales nada. Nadie te va a querer.

Yo quiero un programa llamado Cambio Radical Interior, que en tres meses me devuelva hablando Inglés a la perfección y superexperto en consultoría estratégica de multinacionales del Dow Jones con cursos personalizados cara a cara a cargo de los mejores expertos internacionales incluyendo a Jack Welch, Steve Jobs y Nicholas Negroponte. Claro que el cambio sería interior, no se podría poner una foto de antes/depués ni pondría a mi familia a dar gritos al verme tan cambiado interiormente. Posiblemente en las tertulias rosas tendría poco que decir. El cambio interior no es televisivo. Una pena, pues el cambio interior sí perdura y además te ayuda a superar los complejos "exteriores" sin necesidad de bisturí.

En serio, creo que los complejos físicos están más en el interior que en el exterior. Si tomas las riendas de tu vida hacia lo que realmente quieres, en lugar de quejarte de las circunstancias, seguramente los complejos dejarán de ser una mala escusa que explican que las cosas no son lo que te gustaría.

Aquí dejo mis habituales preguntas sin respuesta. ¿una masa crítica de jóvenes que piensan que éxito se consigue sin esfuerzo ni talento (gracias a la telebasura) puede mandar a hacer puñetas la competitividad de un país entero? ¿contará el Internet las interioridades del programa, si va mal una operación, por ejemplo, se generarán leyendas urbanas?

4 comentarios:

Pablo J. C. dijo...

Tienes todo la razón Chemy, a mi me parecio lo peor que se ha hecho en mucho tiempo, deleznable, y la señora (por llamarla algo) Teresa viejo se comportó como una cotilla de barrio.

Me parece que el cambio que tu planteas a mi también me encantaría sufrirlo jajaja.

Saludos

porfineslunes dijo...

Yo lo que me pregunto, es qué harán esas nuevas generaciones el día de mañana cuando toque el relevo generacional... Con la tontería que llevan encima, con el poco nivel académico y de cultura general que tienen y con esa arrogancia que se gastan por la vida, ¿cómo van a sobrevivir? ¿Se matarán entre ellos? Yo creo que sí...

Iduna dijo...

Yo también quiero un "Cambio Radical Interior" de esos que me haga inmune a los virus que atentan mi garganta, que multiplique mis neuronas por 100 (no, mejor por 1000), que haga de mi el colmo de la sabiduría y el buen saber, porfa, porfa, lo quiero, lo quiero :)

Anónimo dijo...

Reconozco que cuando no estábamos acostumbrados a ese tipo de cosas en televisión, nos pudo llegar a enganchar"un poco" el tema; pero te aseguro que tienes razón, la telebasura llega un momento que aburre a las ostras.Ese oficio se asemeja al más antiguo del mundo. Se trata de dinero fácil y rápido, el problema es que tiene fecha de caducidad y no olvidemos que además de seguidores puede haber detractores; y peligrosos..........

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...