martes, 13 de febrero de 2007

La crisis de la Universidad


Leo en en Blog de Ángel Arias unas reflexiones interesantes sobre la crisis educativa en general y la crisis de la universidad en paticular.
Con la legislación actual, para llegar a ser profesor titular en una universidad primero hay que pasar un proceso de habilitación y luego las plazas disponibles se asignan a aquellos que han sido habilitados.
El proceso de habilitación es cuando menos curioso. Miguel Delibes de Castro habla del mismo en este artículo del cual cito tal cual una parte:


En el proceso de selección de profesores en cuanto a su capacidad científica, existe un sistema aceptado internacionalmente que permite valorar la calidad de su trabajo. Los científicos tratan de publicar sus investigaciones en las mejores revistas internacionales de su especialidad. La calidad de una revista científica se mide por un número llamado "índice de impacto". Pero los editores sólo publican los mejores manuscritos que reciben, rechazando los demás tras un complicado proceso de evaluación en que el anonimato garantiza el juego limpio. Cuanto mayor impacto tiene una revista, más difícil es publicar en ella. Los buenos científicos, capaces de publicar en las mejores revistas, tienen más "índice de impacto" -obtenido como la suma del impacto de todas sus publicaciones- que los malos. Dos agencias internacionales (Institute for Scientific Information, ISI y SCOPUS) permiten hacer estas evaluaciones. Cualquier persona puede entrar en sus páginas web y averiguar la calidad de un científico. En consecuencia, no existe justificación alguna para que una comisión de selección no elija correctamente.Sin embargo, varias comisiones siguen saltándose a la torera todas las indicaciones objetivas de calidad. Sirva de ejemplo una reciente habilitación de catedrático de universidad (la número 1/700/0904) celebrada en la Facultad de Veterinaria de la UCM. La plaza en cuestión era para un área de conocimiento muy delicada, la producción animal, donde una mala selección puede tener graves consecuencias sobre la salud pública (recordemos las vacas locas, dioxinas, acumulación de pesticidas, metales pesados y otras conocidas intoxicaciones alimentarias, resultado de una mezcla de baja cualificación y mala praxis en la producción animal). La persona con mayor índice de impacto (119) fue la menos votada de los que pasaron el primer ejercicio (currículum vitae). Sorprendentemente, el candidato más votado sólo tiene un índice de impacto de 26 (casi 5 veces menor). El caso viene explicado en detalle en la revista Apuntes de Ciencia y Tecnología número 19, páginas 17 y 18 (versión electrónica en http://www.aacte.es)
Estos días he tenido ocasión de ver un proceso de habilitación de cerca. Para empezar el tribunal no tiene la menor voluntad de colaborar en informar a los postulantes así que éstos han organizado El blog de la habilitación para poder tener información de primera mano de la marcha del proceso. Un blog con un uso curioso, válido para escasamente dos semanas, pero valiosísimo para personas que llevan años preparándose para este momento, y que gracias al mismo saben si tienen que llegar a Madrid con su maletón de documentos el lunes o el martes, si tienen que traer el portátil, si habrá proyector.... Una vez más Internet ayuda en la transparencia de los procesos y herramientas que son gratis aportan mucho valor. Lo siguiente sería tener un Podcast de las presentaciones, pues la sesiones son públicas. Así podríamos valorar con nuestros propios ojos las ponencias que siguen adelante y las que se quedan fuera si necesidad de estar en la sala en ese momento; o revisarlo a posteriori.

Así las cosas mis reflexiones son que la universidad española te prepara bien para seguir en la universidad o para hacer un doctorado pero para nada para lo que se necesita en el mundo de la empresa y no hablemos ya para ser emprendedor. El sistema educativo está planteado como una fábrica de borregos laborales donde prima el memorizar, obedecer y seguir a la manada; cuando estamos necesitados de innovación, emprendedores, imaginación y nuevas formas de ver las cosas. Por desgracia el mecanismo según el cual se habilitan los que formarán a los economistas, ingenieros, arquitectos o médicos que construirán la sociedad del futuro, no premia precisamente a los innovadores, a los que más investigan o a los que más publican, sino a los más seguidistas y conservadores de la situación actual, en un mercadeo de favores endogámico que perpetuará la situación.

2 comentarios:

Angel Arias dijo...

Gracias, Chemy, por tu comentario respecto amis reflexiones sobre la crisis universitaria. Te sigo, y te animo a seguir en la línea de crítica cosntructiva.
Un saludo,
Angel

chemychemy dijo...

Angel,
Tengo ganas de ir por tu restaurante...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...