domingo, 10 de diciembre de 2006

Lideres de Masa Todopoderosos (II)

Los fondos de capital privado, esos sí son líderes de masa de verdad y estoy de acuerdo con los que les denominan todopoderosos.

Su masa es gente con dinero, mucho dinero, o muchísimo dinero. Y su objetivo es ganar más dinero. El movimiento armónico de la masa es dejarles el dinero todos a la vez, y pasado algún tiempo volver a recogerlo con jugosos beneficios.

Estos líderes de masa están levantando fondos multi-billonarios y, añadidos a la financiación que utilizan en sus operaciones, operan con cantidades que les permite alcanzar todas las operaciones en las que ponen sus miras; salvo que (como ocurrió por ejemplo en la operación de Amena) haya consideraciones políticas de por medio.

Cito del Blog del Salmón:

La empresa estadounidense, The Blackstone Group, acaba de cerrar su nuevo fondo con un importe de 10.120 millones de euros y la también estadounidense, KKR, está en proceso de levantamiento de su nuevo fondo en un monto de 8.300 millones de euros, poco después de haber cerrado su último fondo.

Añadiendo la deuda que utilizan en sus operaciones estimada de forma conservadora en dos de deuda por uno de capital, les da a estos dos grupos con sus nuevos fondos, 55.250 millones de euros a invertir.

Pronto pensarán en qué país entero querrán comprar.


¿Cómo ganan tanto los fondos de capital privado?

Todos siguen un esquema parecido, cubriendo unas etapas que las grandes empresas parece no se atreven a seguir.

Cito de nuevo del Blog del Salmón:

Lo primero que hacen es evaluar el negocio y ver cuál es el máximo de deuda que el flujo de caja de la empresa pueda financiar, sin perjudicar su futuro. Es decir, utilizan capital barato de otros para financiar una gran parte de sus inversiones.

Segundo, las cuentas bancarias de la empresa se mantienen al nivel más bajo posible, compatible con las necesidades del negocio y de la inversión en su futuro. El exceso lo devuelven a los accionistas, es decir, a ellos mismos, para reducir al máximo su capital invertido.

Tercero, limpian la empresa de activos, es decir, venden todos los activos que no sean estrictamente necesarios para el negocio directo de la empresa. Esto incluye la venta de negocios ajenos al negocio principal y divisiones no directas, la venta de edificios, incluso con su realquiler, y el máximo de outsourcing (la contratación de servicios fuera de la empresa), otra vez para reducir al máximo su capital invertido.

Cuarto, la contratación de la mejor gestión posible que existe en el sector, pagarles sueldos altos y fuertemente vinculados a resultados, dándoles la oportunidad de ganar mucho dinero si superan los objetivos fijados e, incluso, dándoles la oportunidad de participar en el capital de la empresa para que también participen en los beneficios generados por la eventual venta.

Quinto, la implementación de un riguroso control de gastos donde sólo los gastos imprescindibles en cada momento son efectuados, sin escatimar en gastar en lo que está justificado por el plan de crecimiento.

Sexto, la inversión agresiva en el fomento del crecimiento del negocio para que la empresa en poco tiempo tenga una plataforma para desarrollar un negocio más importante y rentable a niveles más altos que antes. Estas inversiones incluyen inversiones en I+D y en el crecimiento de empleo.

Séptimo, preparar la salida a bolsa , algunas veces la posible venta a otros todopoderosos o la venta a otras empresas del sector que, entonces, estarán dispuestas a pagar bastante más que lo que querían pagar antes.

Octavo, contar las ganancias y empezar otra vez.

La parte de de toda esta reflexión que más me interesa es preguntarme porqué los líderes de masa de las multinacionales actuales no siguen los mismo pasos: buscar la eficiencia en sus empresas, buscar crecimiento sostenible del negocio y del empleo, encontrando el equilibro entre el retorno para los inversores y la satisfacción de los clientes.

En mi entrada Líderes de Masa Todopoderosos (I) doy alguna pincelada al respecto. Los líderes, gestores, directores, presidentes, consejeros delegados; están interesados en tener cubiertas las espaldas con una deuda baja (para poder comprar, reaccionar), crear espacios cerrados de poder que gestionar, alejados de la razón de ser de sus responsabilidades, las necesidades de sus clientes, la rentabilidad de los inversores. En general el foco es acumular poder y prestigio personal.


2 comentarios:

jesus dijo...

Hola,

Interesante reflexión...es cierto que la mayoría de los líderes de las grandes multinacionales no se preocupan por saber o conocer si la necesidad primaria está satisfecha o no y se preocupan mucho más por proteger sus espaldas y monopolizar su poder de mercado.

Pero en lo que no estoy de acuerdo es en que no se preocupen de buscar la eficiencia para sus empresas...si revisamos el crecimiento de beneficio de las principales multinacionales vemos que los líderes, mejor, los administradores de las grandes multinacionales se preocupan de seguir mejorando su beneficio y maximizando la inversión en la misma para sus accionistas y esto, al fin y al cabo, es la meta de toda empresa.


Por citar otra vez a H. Ford: "El cliente puede tener un automóvil de cualquier color, con tal que sea negro"

Pero te dejo mi pregunta, si la necesidad es aquello elemental para el desempeño de la actividad humana, ¿Por que aseguras que las discográficas no buscan cubrir la necesidad de sus clientes? ¿No será que lo que verdaderamente les ocurre es que están fallando en su forma de llegar a los clientes y de satisfacer su deseo, no su necesidad?

Saludos,

chemychemy dijo...

Jesús,
Muchas gracias por tu comentario. Un blog no es nada sin debate y esta es la idea, reflexionar y debatir.
Estoy de acuerdo en que el cuerpo ejecutivo sí busca normalmente la eficiencia.
Las discográficas hoy por hoy venden discos, no venden canciones. Yo no quiero un disco de plástico que se estropea o puedo perder. Quiero mi canción preferiblemente en MP3 y accesible desde cualquier lugar. No quiero volver a pagar por la misma canción en el típico disco recopilatorio. No quiero pagar el canon tampoco por hacerme copias de seguridad. Efectivamente está fallando en la forma de llegar al cliente y de satisfacer mi deseseo. Pero no es mi deseo al final una necesidad creada? creada por ellos, por el marketing?, por la publicidad?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...